Connect with us

Comunales

Crianza caprina pastoril del río Choapa en Salamanca fue reconocida como patrimonio inmaterial de Chile

Diarios Comunales

Publicado

el

El Presidente de la República, Gabriel Boric Font, junto a la ministra de las Culturas, las Artes y el Patrimonio, Julieta Brodsky, encabezaron la ceremonia de entrega de “Los Patrimonios Inmateriales en Chile: reconocimientos a sus comunidades y territorios”. En la instancia se distinguió a un total de 13 comunidades, cultores y sus expresiones, de las cuales siete corresponden a agrupaciones que ingresaron al Registro de Patrimonio Cultural Inmaterial en 2021 y seis a comunidades y cultores reconocidos como Tesoros Humanos Vivos en 2018, 2019 y 2022.

Con este reconocimiento, que se realizó en el Patio de Las Camelias del Palacio de La Moneda y que coincidió con el Día Nacional del Artesano y la Artesana, se destaca la labor de un total de 1.196 cultores a nivel nacional (42 estuvieron en la ceremonia).

Fueron reconocidos con esa categoría los bailes devocionales de la oficina salitrera Pedro de Valdivia, en la Región de Antofagasta; los portadores del anda de la Fiesta de la Virgen de La Merced, de Isla de Maipo, en la Región Metropolitana; la crianza caprina pastoril del río Choapa, en Salamanca, Región de Coquimbo.

A esto se suman las técnicas y saberes asociados a la cestería de coirón y chupón, de Hualqui; la carpintería de Ribera del Boca Lebu; la representación del imaginario rural a través de los bordados de las mujeres de Copiulemu; y los saberes y prácticas de la comunidad de Caleta Tumbes, asociados al rito fúnebre ante la desaparición de pescadores en el mar.

El Presidente Boric sobre los crianceros sostuvo que “hemos tenido reuniones con algunos de ellos, nos hemos juntado y viajado dentro del Valle del Elqui para conocer este saber ancestral y ver que es una actividad que debemos proteger porque el cambio climático está amenazando seriamente una forma de vida. Tenemos que apoyarlos más.”

Agregó que “este patrimonio inmaterial que hoy estamos reconociendo nos constituye, nos da sentido, nos permite tener raíces en el pasado, entender que no partimos de cero y, también, nos muestra un camino hacia delante, un camino hacia el futuro, que es de encuentro, que es de colaboración, que es de diversidades, que es de hermandad”.

UNA HISTORIA DE TRADICIÓN EN CHOAPA

Los recorridos que realiza este grupo humano a través de senderos en dirección Oeste-Este en ascenso a la cordillera, se ubican en los bordes y quebradas del valle sobre la ribera del río Choapa y sus afluentes. La movilidad de pastores caprinos es una herencia y continuidad cultural de pueblos que preexistieron en la zona. 

Uno de los principales objetivos de esta práctica de crianza y pastoreo es la elaboración tradicional del queso de cabra, cuyos procedimientos responden a una identidad cultural distintiva. Por otro lado, asociado a la práctica se identifica el saber acerca del uso y beneficio medicinal de hierbas cordilleranas, conocimientos acerca de la naturaleza y el universo, relacionados a los ciclos del agua, posición de los astros (asociado con temporadas de sequía y lluvias), comportamiento de humedales, vegas, bofedales y vertientes de altura; incluyendo componentes de solidaridad, reciprocidad y complementariedad.

La transmisión de conocimientos se produce en la veranada, que tiene una duración de 5 meses, permitiendo a la comunidad activar la memoria y oralidad en espacios de convivencia intergeneracional, más allá de lo productivo.

Esta práctica se ha visto afectada por la explotación de la gran minería del cobre instalada en la zona altoandina y la falta de recambio generacional. La comunidad vinculada al elemento corresponde a 18 personas, habitantes de la localidad de Tranquilla, Cuncumén, Coirón y Chillepín, en la comuna de Salamanca, quienes realizan la práctica de ocupación y pastoreo en veranadas cordilleranas. 

Están agrupados informalmente y cuentan con relaciones de parentesco y de amistad. De ellos 10 se identifican como colectivo y habitan la localidad de Tranquilla y los 8 restantes pertenecen a las otras localidades mencionadas y se diferencian en tanto cultivan otros saberes, como talabartería, tejido a telar, conocimiento y uso de hierbas medicinales, alfarería, cestería, canto a lo divino y lo humano o sobadores de huesos. 

La cantidad de productores dedicados a la crianza ha disminuido en los últimos años, por efecto del cambio climático y la consecuente sequía. Para ser cultor/a del mismo sitio de veranadas se requieren relaciones sociales de amistad y/o de parentesco afines a la comunidad de origen, en este caso la localidad rural de Tranquilla. Es allí donde la solidaridad, reciprocidad y complementariedad ocurren.

Continue Reading
Comentarios

Leave a Reply

Su dirección de correo no se hará público. Los campos requeridos están marcados *

banner UCN Whatsapp Diarios Comunales
OPRCoquimbo
NubeCenter

Facebook

Twitter

Lo más leído